17 ago. 2011

Cloud SmartLand


Las áreas urbanas cuentan con nuevos problemas de congestión de tráfico, sobresaturación, deseconomías externas. Más de la mitad de la población mundial vive ya en las ciudades. La tendencia es incluso más acusada en España donde solo el 20% reside aún en zonas rurales. La avalancha humana hacia las urbes parece irreversible. La previsión que maneja Naciones Unidas señala que el 70% de los seres humanos habitarán en centros urbanos en 2050. Este organismo advierte de que el aumento de la población de las ciudades puede convertirse en un auténtico problema, a no ser que se logre mantener la armonía entre los aspectos espacial, social y ambiental de las localidades, así como entre sus habitantes.
Es todavía un terreno emergente pero algunas ciudades ya están colocando los primeros pilares para construir las urbes del futuro: las smart cities o ciudades inteligentes. Su objetivo es, mediante el uso de tecnologías de vanguardia, conseguir una gestión sostenible de los recursos energéticos y optimizar los costes de los distintos servicios municipales.
Son proyectos que pueden ir desde modelos de gestión energética, hasta la implantación de sistemas de información y de comunicaciones para la gestión y el control remoto de servicios urbanos como el alumbrado público, el riego de parques y jardines, el control semafórico o de velocidad de los vehículos.
Estos modelos disponen de importantes apoyos financieros, bajo modelos de innovación, a través de instrumentos tanto europeos como estatales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario